dijous, 21 d’octubre de 2010

PowerPoint ens fa estúpids?

Tomàs Delclos a l'edició de Barcelona d'EL PAÍS del 20/10/2010, llençava aquesta provocadora pregunta tot informant de la publicació d'un llibre que critica el popular programa de presentacions perquè altera negativament els hàbits d'argumentació.

La popularitat i la proliferació de l'ús d'aquesta eina ja ha aixecat veus contraries i ben argumentades, tot i que potser un xic tremendistes. Ja vàrem tractar aquest tema en l'anotació generació powerpoint. Però els arguments contraris pugen de to.

Veiem si no el que escriu Delclós:

"PowerPoint nos hace estúpidos". Esta alarma no la lanzó este año un semiólogo en su laboratorio universitario. La soltó un general de los marines de Estados Unidos ante un incomprensible esquema sobre el futuro de Afganistán. Y lo respaldó el mismísimo general McChrystal, que acusó a PowerPoint de ser el principal enemigo del ejército estadounidense."Cuando hayamos entendido estas diapositivas, habremos ganado la guerra", exclamó.

Estas frases las recuerda el periodista Franck Frommer, que acaba de publicar en Francia un libro cuyo título traducido sería El pensamiento PowerPoint: indagación sobre este programa que te vuelve estúpido y en el que critica este popular programa de presentaciones audiovisuales de Microsoft. (...)

Edward Tufte achacó al programa que los ingenieros de la NASA no hubieran advertido informaciones esenciales que podrían haber evitado la explosión del Columbia.

Frommer comenta telefónicamente que el principal impacto de PowerPoint en la retórica tradicional de las charlas es que predomina la forma sobre los contenidos.

"Interesa más la exhibición que la demostración y busca hipnotizar al público y limitar su capacidad de razonamiento". Se usan eslóganes, verbos en infinitivo... "Muchas veces se incorporan imágenes que no tienen nada que ver con lo que se está diciendo, simplemente como adorno o anestésico. La puesta en escena pide una sala oscurecida en la que la gente está atenta a la pantalla y consume 15 diapositivas en media hora. Cuando abandonas la sala, saturado de imágenes, prácticamente lo habrás olvidado". (...)


"En muchas organizaciones quien usa una presentación en PowerPoint no se siente responsable de lo que dice. Considera que no le compromete porque él no lo ha creado". Es el mensaje institucional que el orador, simplemente, repite. (...)Un aspecto que preocupa a Frommer es el empleo de este programa en la educación. "Anula el intercambio, no hay interacción", subraya. (...)

Cap comentari:

Publica un comentari